El crédito ¡regresa!

Por Rogelio Varela

El rebote que observará la economía en este año anticipa un regreso significativo del crédito[1], y con ello la importancia creciente de tener un buen historial crediticio.

Algo comienza a vislumbrarse en ese sentido a partir de la oferta de préstamos preautorizados de la banca que parten de un análisis de riesgo que tiene como soporte la tecnología, la información proporcionada por Buró de Crédito, y donde las entidades han identificado a sus clientes más solventes.

El confinamiento propició que muchas familias restringieran su consumo, lo cual, en la actualidad, en combinación con el avance en la vacunación, apuntala la demanda de artículos como ropa y enseres domésticos, además del mayor gasto esperado para las vacaciones de verano que están ya presentes, y que de alguna manera nos invitan a salir -con todos las cuidados- del encierro.

Aunque la pandemia todavía no ha terminado y todos debemos seguir manteniendo las precauciones necesarias para evitar al máximo los contagios, los bancos están aprovechando nuevos canales para colocar sus préstamos, como son por ejemplo las compras en línea que crecieron en doble dígito durante 2020.

El crédito aparece entonces como un aliado de la economía tras varios meses muy complicados, donde a decir del Banco de México el PIB podría observar un crecimiento de entre 5 y 7 por ciento. Por ello no sería raro ver un avance similar en el crédito.

En esta coyuntura, la estrategia de las instituciones ha sido apoyarse en la banca digital que es resultado de cuantiosas inversiones en sistemas realizadas en los últimos años que permiten agilizar la aprobación de un préstamo, y donde los scores crediticios apoyan a las entidades en la autentificación de sus clientes de manera remota, lo que facilita estimar los ingresos del solicitante, y con ello reconocer su capacidad de endeudamiento.

Para 2021 los motores de la demanda de crédito serán las compras estacionales que se presenten en temporadas como el regreso a clases o las vacaciones de verano, así como también la renovación de equipo de telefonía y cómputo ante el surgimiento del teletrabajo, y por supuesto las ventas de vehículos a partir de tasas de interés históricamente bajas.

Las instituciones de crédito, además, han incorporado aplicaciones de cobranza digital que minimizan riesgos y ofrecen a sus clientes la posibilidad de que desde un teléfono celular se hagan compras sin intereses o con pagos fraccionados, lo que permite controlar flujos.

Existen en el mercado diferentes productos de crédito para cada tipo de consumidor; evidentemente la siguiente frontera -que para varias organizaciones es ya una realidad- es la generalización de los préstamos 100 por ciento en línea que se autorizan en pocos minutos, algo que no sería posible sin la información que ofrece el Buró de Crédito que es sin duda es un aliado en la recuperación de la economía.

* Rogelio Varela es autor de la columna Corporativo, del periódico El Heraldo de México; es comentarista en Imagen Informativa, en Canal 40 y en TV Azteca.


[1] Nota del editor: en fechas recientes distintos especialistas y analistas han hablado de una recuperación paulatina de la economía y del crédito. Por ejemplo, en su conferencia de prensa del 16 de junio, Daniel Becker, presidente de la Asociación de Bancos de México, comentó que, aunque siguen existiendo retos a enfrentar, comienza a percibirse una reactivación económica que se correlaciona estrechamente con la demanda de crédito.

Para conocer más sobre Buró de Crédito visita nuestro sitio web www.burodecredito.com.mx

Compartir: