Crónica de un Alerta-Do

Alberto siempre ha tenido fama de prudente e inteligente con sus amigos y familiares. No es que esté pensando constantemente que algo malo le puede pasar, sino que toma decisiones oportunas para evitar riesgos innecesarios y cuida lo que tiene.

Cuando cumplió 18 años, su papá le dijo que era tiempo de tener su propia tarjeta -con un límite de crédito bajo- para que se encargara él mismo de manejar sus gastos y comenzara a construirse un buen historial.

Juntos decidieron que el teléfono celular, los gastos de la consola de video, al igual que los streaming de cine y música los administraría Alberto, y se ajustaría a la cantidad que sus padres le depositarían mes con mes en una cuenta corriente.

Un par de meses después, Alberto se dio cuenta de que en su vida cotidiana compartía mucha de su información personal y de que todos estamos expuestos más de lo que quisiéramos aceptar. Reflexionó y decidió que buscaría herramientas para manejar de manera efectiva sus créditos y al mismo tiempo protegerse contra el robo de identidad.

Investigó y encontró que Buró de Crédito tiene un producto, Alertas Buró, que por menos de $1al día, le envía notificaciones cada vez que su historial tiene algún movimiento o es consultado, además de enviarle 4 reportes Mi Score y 4 reportes Mi Buró a lo largo del año de contratación (con lo que puede saber la puntuación de su comportamiento crediticio y revisar el estatus de sus créditos).

Gracias a esa previsión, cuando alguien trató de tramitar un crédito a su nombre, Alertas Buró le avisó de una consulta a su historial. Como también tenía contratado Bloqueo, Alberto evitó que se accediera nuevamente a su historial, además de que pudo levantar una Reclamación en el sitio de Buró de Crédito para aclarar que él no estaba solicitándolo.

Alertas Buró resultó el auxiliar perfecto para monitorear si había consultas o cambios en su historial crediticio; gracias a eso pudo tomar las decisiones adecuadas a tiempo y actuar en consecuencia para evitar cargos indebidos.

Por eso cada que acaba el año contratado, Alberto aprovecha la gran facilidad que existe para renovar en el sitio o en la app de Buró de Crédito, y -por menos de $1diario- se protege contra el robo de identidad además de mantenerse “Alerta-Do” sobre cualquier cambio en su historial.

¡Bien por Alberto!

Para conocer más sobre Buró de Crédito visita nuestro sitio web www.burodecredito.com.mx

Compartir: