Desconfía de quien te ofrezca “no checar tu Buró”

i alguien te ofrece crédito “sin checar tu Buró” o “sin consultar Buró de Crédito“… ¡desconfía!

Cuando algo es demasiado barato, demasiado fácil o fuera de las reglas… es inconveniente y puede acabar muy mal.

Desafortunadamente, en nuestro país, 25.9% de la población entre 18 y 70 años prefiere financiarse informalmente (según la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera 2018, de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores) y 12.7% combinando el crédito formal con el informal (de acuerdo a la misma fuente).

Considera que si alguien te ofrece un crédito sin importarle tu historial crediticio puede tratarse de un fraude a ti o a terceros. Además, podría implicar el pago de intereses muy elevados (hasta 450% anual) y un alto riesgo de perder la garantía que seguramente te solicitarán.

La revisión que con tu consentimiento hace un Otorgante de crédito para calcular tu capacidad de pago es algo que beneficia a ambas partes: el Otorgante tiene información que le indica que le podrás pagar y tú confirmas que no has excedido tu capacidad de endeudamiento. Se trata entonces de las dos caras de una misma moneda: la tranquilidad financiera.

En México -también según la ENIF2018- la mayor parte del crédito informal (41%) se destina a compra de comida y servicios, es decir, bienes no duraderos. Por otra parte, sólo el 11% se utiliza para la compra de activos y 6% (el menor porcentaje) para atender algo relacionado con un negocio A la salud se destina el 19% y a educación el 12% del financiamiento informal.

Es un hecho que el crédito va a ser una parte importante en la futura recuperación económica, pero para que así suceda debe ser asumido con seriedad y estrategia tanto por Otorgantes, como por quienes lo solicitan.

Por eso, si alguien te ofrece crédito “sin checar tu Buró” o “sin Buró de Crédito… ¡desconfía!

Para conocer más sobre Buró de Crédito visita nuestro sitio web www.burodecredito.com.mx

Compartir: