Crédito de nómina: pilar del crecimiento

Por Roberto Fuentes Vivar

Después de momentos tan difíciles como los que hemos vivido en todo el mundo y por supuesto en nuestro país, la luz al final del túnel comienza a verse cada vez más claramente…

Para el segundo semestre del año, la economía necesita crecer a tasas superiores a seis por ciento, para que se cumplan los pronósticos de que el Producto Interno Bruto se incremente en por lo menos cinco por ciento en 2021.

Y para ello, el crédito al consumo será quizá el principal motor que reactive la economía.

Si bien es difícil medir el comportamiento del consumo interno durante la pandemia -el INEGI hasta febrero registraba una disminución en términos reales de 0.2 por ciento-, sí puede deducirse que ha estado relacionado con la caída en el crédito al consumo, que mostraba en marzo una caída de 13.2 por ciento, de acuerdo con la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.

Para el segundo semestre es previsible que comience a crecer, con base en un repunte del crédito al consumo, por lo que es importante checar el Buró de Crédito, porque muy probablemente ¡ahora sí podrás realizar esa compra que quedó pendiente por más de un año a causa de la pandemia!

Nuevas reglas

Uno de los elementos que más podría ayudar en la segunda mitad del año a incrementar el Producto Interno Bruto es el crédito de nómina, que de acuerdo con el Banco de México involucra a 4.8 millones de trabajadores, con una cartera de 256 mil millones de pesos anuales.

Es casi seguro que se apruebe en el pleno de la Cámara de Diputados la reforma a la Ley General de Títulos y Operaciones de Crédito propuesta el año pasado ante el Senado de la República, la cual es apoyada por todos los organismos que intervienen su operación, como la Asociación de Bancos de México (ABM), la Asociación de Sociedades Financieras de Objeto Múltiple en México y la Asociación Mexicana de Empresas de Nómina.

Esta nueva ley (hasta el momento no había regulación alguna) dará mayor certeza a trabajadores y a instituciones financieras, al crearse la figura de cobranza delegada, que permitirá una mayor supervisión y control en el proceso operativo de este producto financiero.

Tasas más bajas

Además, se prevé prevenir el sobreendeudamiento de los trabajadores y fortalecer la educación financiera, y se busca que en el mediano plazo se reduzcan las tasas de interés para los créditos de nómina.

Esta ley, aunada a la posible baja de las tasas en tarjetas de crédito y préstamos personales podría ser el detonante para el despertar del consumo interno.

Por eso, entre otras ventajas que esto te aporta, es importante tener siempre un buen historial en Buró de Crédito para aprovechar el crédito, de manera responsable, ¡a tu favor!

Roberto Fuentes Vivar es columnista económico. Egresado de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García y de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, ha sido jefe de las secciones financieras de diarios como La Jornada, Novedades, UnomásUno, El Nacional y la revista Época. Actualmente es colaborador de Radio Educación, su columna diaria se publica en más de 15 portales y 10 periódicos regionales. Actualmente es el presidente del jurado del Premio Nacional de Periodismo 2020.

Para conocer más sobre Buró de Crédito visita nuestro sitio web www.burodecredito.com.mx

Compartir: