¿Listo para dar el tarjetazo en Semana Santa?

Vacaciones

¡Que bonito es salir de vacaciones (y mucho más si alguien te las invita)! Pero las vacaciones cuestan y luego es fácil querer ceder ante la tentación de dar tarjetazos para todo.

¿Por qué no pasar unas lindas vacaciones en la playa o hasta en el extranjero después de pasar dos años de encierro por la pandemia? ¡Nos lo merecemos! Total, si las pago con crédito luego lo pago y listo. Para eso está la tarjeta de crédito o un préstamo, ¿qué no?

¿Le suena familiar? Con ideas así, encontramos excusas o motivaciones para usar el crédito, tal vez, más allá de nuestras posibilidades económicas reales.

Si ignoramos nuestro presupuesto y usamos de forma irresponsable el crédito, las dificultades de pago pueden surgir después, cuando llega nuestro estado de cuenta, y descubrimos el tamaño de la deuda que acumulamos. Y ahora, ¿cómo le voy a hacer para pagar?

Lo primero es entender que hicimos un cambio en nuestro ritmo habitual de gasto y que se han desequilibrado nuestras finanzas. Si hubiéramos hecho nuestro presupuesto para las vacaciones estaríamos del otro lado… Pero bueno, supongamos que no lo hicimos. Lo que necesitamos hacer ahora es reorganizar nuestros ingresos para evitar que el adeudo crezca por la generación intereses o que tengamos incumplimientos de pago que dañen nuestro historial crediticio. Para ello será necesario pagar, por lo menos, el mínimo requerido en cada uno de nuestros créditos; si se puede pagar más del mínimo, mejor.

Lo segundo es conocer los pasos del plan para reponerte del tarjetazo:

1. Modera o detén provisionalmente el uso de tu tarjeta. Por el momento la prioridad es pagar adecuadamente el gasto adicional que hiciste con tu tarjeta, así que añadir nuevas compras te desequilibrará aún más.

2. Arma un presupuesto. Este te debe de permitir eliminar gastos innecesarios; así tendrás mayores recursos para pagar reduciendo la cantidad a partir de la cual se asignan intereses y avanzar más rápido en el pago de tu saldo.

Si tienes dudas sobre la forma en que vas avanzando en tu nivel de endeudamiento consulta tus estados de cuenta; también es útil consultar tu Reporte de Crédito Especial de Buró de Crédito pues te informa sobre los montos de tus deudas actuales, así como del pago mínimo para mantenerlo sano.

3. Planea. Si tu idea es salir de vacaciones planea con anticipación y cotiza en varios lugares. Considera los viajes todo incluido; será menos probable que gastes demás. Si ahorita tus finanzas no te permiten tomar las vacaciones de tus sueños no te desanimes. Aprovecha el tiempo para disminuir tus compromisos crediticios y comienza a hacer un ahorro que te permita tener esas vacaciones con mayor tranquilidad financiera el próximo año. Si te plano te urge salir, considera opciones más económicas y cercanas a tu lugar de residencia. No por viajar lejos se viven unas mejores vacaciones; lo más importante es la buena compañía y estar financieramente tranquilos.

Por último, si ya tienes tu tarjeta hasta el tope y no sabes ya cómo pagarla –incluso después de haber hecho tu presupuesto y de haber reducido tus gastos- acércate a tu banco; todos tienen planes para ayudarte a salir adelante.

Compartir: