Seguro Educativo: tu tranquilidad y su futuro

Seguro educativo

En Buró de Crédito sabemos que la familia es lo más importante para ti. Por ello, en nuestra edición de abril te hablamos sobre los fideicomisos para la educación y a continuación te contaremos lo que es un seguro educativo, para que lo tomes en cuenta si ha llegado la hora de pensar en el futuro y los sueños de los menores de la casa.

Un seguro educativo es un producto financiero que te ayuda a garantizar su educación superior, a partir de aportaciones regulares que se parecen mucho al ahorro normal, pero que en realidad son una inversión para que sus sueños no se trunquen por falta de dinero para pagar la universidad.

El seguro educativo tiene tres componentes:

  • Ahorro. Las aportaciones periódicas que harás y que están calculadas para que alcances la suma asegurada en el tiempo acordado.
  • Protección. La seguridad de que el monto pactado será entregado al beneficiario si tú faltas, sin importar el tiempo transcurrido desde la firma del contrato.
  • Inversión. La tranquilidad de que tu dinero no pierde valor adquisitivo y -además- la posibilidad de generar aún mayores rendimientos si aumentas el monto de la aportación.

Los seguros educativos se pueden contratar lo mismo en moneda nacional, que en dólares o Unidades de Inversión (UDIs).

Si estás por contratarlo o ya lo hiciste, recuerda que debes ubicarlo como un gasto fijo en tu presupuesto, pues es como si estuvieras pagando la colegiatura, pero con mensualidades más accesibles dado que las estarás cubriendo con anticipación.

Y si aún no lo decides, acércate a las aseguradoras e instituciones financieras y pide informes, estarán encantados de recibirte.

Eso sí te lo podemos asegurar.

Compartir: