Pagos anticipados sin penalización: ¡se valen!

Cuando Álvaro cumplió 30 años decidió darse un regalo especial: su primer coche nuevo. Buscó opciones, se informó y decidió contratar un crédito automotriz a cuatro años a tasa fija para un auto compacto.

Como es muy disciplinado y muy trabajador, no sólo nunca se atrasó en sus pagos, sino que al aumentar sus ingresos gracias a que lo promovieron un par de veces en la empresa donde labora, aprovechó que el crédito no tenía penalización por adelantar mensualidades y, en lugar de pagar el coche en cuatro años, lo hizo en menos de tres y medio. De eso hace siete meses.

Además, es un hombre precavido y desde hace varios años cuenta con el servicio de Alertas Buró, que por menos de $1 al día lo mantiene informado de los movimientos en su historial y en caso de que alguien solicitara algún crédito a su nombre, podría actuar de inmediato para resolver el problema. Así que, en términos de su salud crediticia, está muy tranquilo.

Hace seis semanas, cuando regresaba caminando a la oficina después de comer en un restaurante que está cerca, Álvaro pasó frente a la concesionaria donde compró su auto.

Vio en exhibición un deportivo que le encantó. Entró a la agencia y pidió informes. “Nomás para saber”, pensó.

Luego de platicar unos minutos con el vendedor que lo atendió regresó a la oficina con un par de folletos y el número telefónico al que podría llamar para concertar una prueba de manejo.

Ya en su casa, al ver los folletos e investigar -en línea- un poco más sobre el deportivo, recordó que ya había acabado de pagar el compacto.

Emocionado, hizo números y se dio cuenta de que si le tomaban el compacto a cuenta, el enganche no resultaba problema. Las mensualidades en dos de los tres planes que le esbozó el vendedor, no le significarían ningún sacrificio tampoco.

Solicitó su Reporte de Crédito Especial (que tú también puedes obtener gratis cada 12 meses y todos los adicionales que necesites por sólo $35.60 cada uno en el mismo lapso) y su Mi Score (por $58.00) en Buró de Crédito, y comprobó que seguramente no tendría problema para conseguir otro financiamiento automotriz. Esa noche, Álvaro durmió un poquito menos que de costumbre, de tanto imaginarse ya dueño de ese poderoso deportivo.

Eso fue hace algunas semanas. Hoy, justo el día en que originalmente estaba planeado que terminara de pagar el compacto, Álvaro fue por el deportivo que, por supuesto, también adquirió contratando un crédito a tasa fija…

¡Y sin penalizaciones por pagos anticipados!

¡Sin duda Álvaro es un hombre previsor!

Para conocer más sobre Buró de Crédito visita nuestro sitio web www.burodecredito.com.mx

Compartir: